Jóvenes extraordinarios

Giulia Garuti empezó a convivir con la maleta muy pronto. Cuenta que estudió “gráfica, publicidad y fotografía” en el norte de Italia, donde nació, y tras un par de trabajos breves como diseñadora textil se embarcó en una empresa de cruceros. Cámara en mano, haciendo fotografías a los pasajeros, recorrió medio mundo. Al volver, no era la misma, dice. Deseaba irse a México, pero un viaje interrumpido a España le hizo pensar que “con este país tenía una cuenta pendiente”, señala, desenfadada.

En Barcelona compaginó trabajos diversos, pero conocer al que hoy es su marido le hizo coger el impulso suficiente para “buscar algo más serio”. Lo encontró en una firma de subastas, una empresa que montó con unos amigos cuando se mudó a Valencia.

Aquello funcionó poco tiempo, pero para Giulia Garuti no existe el fracaso: “Aprendí a buscar clientes, a encontrar distribuidores, a llevar las cuentas…”. Tareas empresariales que ha puesto en práctica al montar su propia marca de trajes de baño femeninos. “Ahora sé que todo lo que he hecho me ha servido para llegar hasta aquí”, afirma.

Le sale la ilusión por los poros cuando explica, por ejemplo, cómo diseñar una pieza tan pequeña como un bikini, y puntualiza: “Hasta una lata de refresco puede inspirarme las formas y los colores de una colección”.

La que ahora tiene entre manos, la primera que presenta, se compone de modelos llamativos con muchos volantes y fruncidos. Y es que reconoce esta mediterránea que sólo sabe hacer diseños alegres. Quizá por esto la Asociación de Diseñadores de Moda de la Comunidad Valenciana (Dimova) le ha otorgado un premio dirigido a jóvenes diseñadores, y las pasarelas de la edición de este septiembre de la Valencia Fashion Week verán desfilar sus coloridos bikinis.

Testimonio recogido por Eva Cervera
Foto de JM Cencillo

http://www.magazinedigital.com/reportajes/jovenes_extraordinarios/reportaje/pageID/2/cnt_id/340

 

Scarica il logo Garuti Giulia nel formato desiderato.

 

Giulia Garuti Gracias